Comenzando con Kundalini Yoga

10.01.2018

Kundalini Yoga es una sabiduría que puede respaldarte durante toda tu vida. Facilita algo difícil de obtener, algo que no todos deciden afrontar: "la experiencia". El Conocimiento no es tal si no se experimenta. Esto es algo claro y rotundo que la tradición del Yoga enseña. Las palabras pueden llenar libros, los libros pueden llenar bibliotecas, tu estudio académico puede inundarte de diplomas, pero nada sirve, nada es Conocimiento si no te proporciona la experiencia.

El gran "gol" de Kundalini Yoga como tecnología de la Consciencia es el poder ofrecer una experiencia. Acceder a ella no entraña mayor o menor dificultad, se trata de una simple decisión que no todos eligen tomar y no todos eligen mantener. En nuestra sociedad vivimos habitualmente huyendo de nuestros propios miedos, buscando excusas y una actividad incesante para evitar enfrentarnos a nuestra propia mente. Vivimos limitados y dirigidos sin siquiera advertirlo.

Pero la recompensa que la elevación de la consciencia trae es algo impagable. Tras todas tus vivencias y percepciones cotidianas se esconde un mar de felicidad interior en el que, no sólo puedes residir sino que también puedes proyectar. Kundalini Yoga fue definido como el Yoga para la persona de familia, el Yoga orientado a facilitar que la vida cotidiana se llene de felicidad, salud y armonía.

Como dijo Yogi Bhajan, Kundalini Yoga es un sistema que ponemos a tu disposición para que te transformes, para que mejores. Puedes elegir tu sistema u otro sistema, pero lo que no te saldrá a cuenta es no hacer nada. Kundalini Yoga tiene la ventaja de estar probado pues es un sistema yóguico cuyo origen se pierde en el tiempo y que atesora un gran acopio de sabiduría que nuestro linaje aporta.

Para ello has de dar el primer paso. Tal vez conectes rápido con la práctica, tal vez no. Es probable que no entiendas muchas cosas al inicio, cada caso es diferente, pero los resultados llegarán y nunca estarás sólo en ello. Como dije no es más o menos difícil que cualquier otra cosa. Pero será tu práctica y no nadie ni nada la que te elevará: la responsabilidad de tomar las riendas de nuestro cuerpo-mente es siempre de uno mismo.

Sat Nam

Parmatma Singh