El Gurú y el Yoga

10.01.2018

La palabra "Gurú" viene a significar "aquello que te conduce de la oscuridad a la luz". Un yogi busca su conexión permanente con el Gurú. De hecho esa conexión es lo que, seguramente sin comprenderlo ni saberlo, anhelan todas las personas. Todos tenemos un Guía Interior. Ese Guía está ahí, más allá de nuestra mente individual para servirnos, para guiarnos.

Ese Guía no es una persona, no es un ser finito, tal vez pueda describirse como una vibración de energía pura que mora en nuestra Mente. No es un ser definido ni delimitado por el tiempo, por el espacio o por la forma. Está más allá de todo eso.

Por tanto, no puedes acceder al Gurú con tu cuerpo y tus sentidos corporales. Sólo puedes acceder a él con tu intención, desde tu mente.

El cuerpo fue creado para impedir que veas a o conectes con el Gurú. Pero toda herramienta creada con este fin puede ser usada también a la contra.

El cuerpo, en sí mismo, no es nada. Es algo que responde a cómo se le dirija desde la mente.

El yoga como método pretende transformar el cuerpo y tu mente individual en herramientas al servicio del Gurú pues es esto lo único que puede propiciar que recobres la felicidad perenne olvidada.

Y el Gurú utiliza todos los medios de este mundo para guiarte. El yoga te ayuda a reconocer y acceder a esa Guía más allá de todas las pulsiones, inercias, conflictos, pruebas, etc. que se te presenten.