La salud física y el yoga

25.01.2018

Muchas personas llegan al yoga con la pretensión de mejorar su salud física. Esta pretensión es un objetivo personal totalmente legítimo pues cada persona se fija  los suyos propios y está claro que tener una buena salud física es algo que  suele ser pretensión  y objetivo de cualquier persona, en mayor o menor medida.

Ahora bien si nos ceñimos al Yoga como sistema de enseñanzas para ser más honesto, habría que decir que la mejora de la salud no es El Objetivo sino que es una consecuencia.  El objetivo del yoga no es otro que la elevación de la consciencia  y la experiencia de nuestra verdadera identidad, a la vez individual y compartida.  La salud física tiene que ver con el cuidado de nuestro sistema corpóreo y, en concreto, con el cuidado de nuestro cuerpo físico, cuidado este que se da al cuerpo como buen servidor de nuestra  Consciencia. La consciencia elevada se acompaña del equilibrio y de la paz en todas las facetas del ser humano (mental, energética o material). La salud, la  felicidad y la armonía son consecuencias del posicionamiento de nuestra consciencia.

Por tanto, está bien practicar yoga para mejorar la salud, pero es necesario tener claro que  no  habrá verdadera práctica de yoga si no hay o aparece en algún momento una intención  de transformación personal  íntegra.

...y ¿qué és lo que nos impide esa transformación personal?? :   el miedo a ser nosotros mismos


Sat Nam

Parmatma